• Alan Noe

La fuerza de romper paradigmas para las marcas

Actualizado: 29 jul 2020

Un paradigma en un mercado específico se define como un comportamiento dado y que difícilmente se visualiza hacerlo de otra manera. Cuando las marcas identifican los paradigmas existentes, los problemas en ese actuar actual y como cambiarlos, es cuando se destapan las oportunidades que se vuelven disruptivas incluso para el camino estratégico de la marca.


Lo primero, identificarlos...


Saber en qué industria estamos, cómo se desenvuelve, cómo toman decisiones y elige el mercado entre todas las marcas existentes es el ABC para nosotros como decisores o futuros decisores en una marca ya que de ahí parten gran parte de los elementos en la construcción de nuestro diferenciador e incluso los elementos para atacar el grueso del comportamiento del mercado. Pero hoy en día, no es suficiente solo entender por encima la dinámica de nuestra industria o centrarnos en las razones de compra solamente, ya que justo estamos resolviendo el hoy como se está dando, también tenemos que profundizar en entender si esta dinámica tiene otros comportamientos que podemos aprovechar con productos nuevos, nuevas lineas de los mismos o incluso otros modelos de negocio.


Un ejemplo de esta identificación de diferentes comportamientos de consumo es la industria del café, donde al identificar un mercado que reunía elementos como "tengo poco tiempo para prepararme un café", "nativos tecnológicos" "El café en polvo no es atractivo"... Nos da como resultado maquinas con capsulas para prepararnos el café que queramos en segundos. Una vez atacado el mercado lo que después pasó es que otros consumidores voltearon a ver este producto, lo adoptaron y lo han hecho crecer.


Pero, no todos los cuentos terminan en felicidad y aquí la importancia de analizar de verdad a profundidad al mercado ya que a veces la misma formula no es aceptada en otros ámbitos de la vida del mismo perfil, un ejemplo de ello fue el caso de una marca de jabón que lanzo al mercado unas "capsulas" de 3 productos en 1, sin embargo el impacto en las ventas no fue el mismo, inclusive en la comunicación tuvieron que poner una figura de autoridad como "la abuelita" abalando esta nueva forma de lavar, pero siguió sin convencer, si bien podemos encontrar aun en los anaqueles de jabones la presentación, no abarca tanto espacio como el que quisieran por la baja demanda de este producto.


¿Qué debemos tomar en cuenta?


Lo más importante, tener una lectura permanente no solo de nuestro producto, también del desenvolvimiento personal, familiar y social de nuestro mercado en el que nuestro producto participa, si somos parte del momento de la comida, entender que tanto este momento sufre cambios con el tiempo, como cambia la convivencia de este momento, ¿se hace más fuerte? ¿Se alejan más?


Por ejemplo, una marca conocida de refresco lanzó una campaña de este momento en el que destacaba como los diferentes integrantes de la familia con la dinámica actual dejaban de platicar ya sea por que un hijo estaba escuchando música en su tablet, otro jugando en su dispositivo, el padre revisando sus notificaciones; ahí usaron a la marca como un detonador de comunicación entre la familia. Aquí, la marca lanza un mensaje como que la tecnología no nos quite el momento de convivir en familia, un valor sobre el que envuelve su estrategia de marca.


Hoy ante tantos cambios en la vida de las personas, debemos identificar cuáles cambiarán los paradigmas de convivencia, ocio, entretenimiento, laborales o educativos para satisfacerlos y llevar nuestros productos o servicios allá o nos den la oportunidad de crear el nueva cafetera express pero de nuestra industria.



27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo